lunes, 3 de mayo de 2010

LA ORGANIZACIÓN COMO UN SISTEMA ABIERTO


Herbert Spencer afirmaba a principios del siglo XX:
"Un organismo social se asemeja a un organismo individual en los siguientes rasgos
esenciales:
- En el crecimiento.
- En el hecho de volverse más complejo a medida que crece.
- En el hecho de que haciéndose más complejo, sus partes exigen una creciente
interdependencia.
- Porque su vida tiene inmensa extensión comparada con la vida de sus unidades
componentes.
- Porque en ambos casos existe creciente integración acompañada por creciente
heterogeneidad".
Según la teoría estructuralista, Taylor, Fayol y Weber usaron el modelo racional, enfocando
las organizaciones como un sistema cerrado. Los sistemas son cerrados cuando están
aislados de variables externas y cuando son determinísticos en lugar de probabilísticos. Un
sistemas determinístico es aquel en que un cambio específico en una de sus variables
producirá un resultado particular con certeza. Así, el sistema require que todas sus variables
sean conocidas y controlables o previsibles. Según Fayol la eficiencia organizacional siempre
prevalecerá si las variables organizacionales son controladas dentro de ciertos límites
conocidos.


Características de las organizaciones como sistemas abiertos:
Las organizaciones poseen todas las características de los sistemas abiertos. Algunas
características básicas de las organizaciones son:
1.
Comportamiento probabilístico y no-determinístico de las organizaciones: la
organización se afectada por el ambiente y dicho ambiente es potencialmente sin
fronteras e incluye variables desconocidas e incontroladas. Las consecuencias de los
sistemas sociales son probabilísticas y no-determinísticas. El comportamiento humano
nunca es totalmente previsible, ya que las personas son complejas, respondiendo a
diferentes variables. Por esto, la administración no puede esperar que consumidores,
proveedores, agencias reguladoras y otros, tengan un comportamiento previsible.
2.
Las organizaciones como partes de una sociedad mayor y constituidas de partes
menores: las organizaciones son vistas como sistemas dentro de sistemas. Dichos
sistemas son complejos de elementos colocados en interacción, produciendo un todo
que no puede ser comprendido tomando las partes independientemente. Talcott
Parsons indicó sobre la visión global, la integración, destacando que desde el punto
de vista de organización, esta era un parte de un sistema mayor, tomando como punto
de partida el tratamiento de la organización como un sistema social, siguiente el
siguiente enfoque:
- La organización se debe enfocar como un sistema que se caracteriza por todas las
propiedades esenciales a cualquier sistema social.
- La organización debe ser abordada como un sistema funcionalmente diferenciado de
un sistema social mayor.
- La organización debe ser analizada como un tipo especial de sistema social,
organizada en torno de la primacía de interes por la consecución de determinado tipo
de meta sistemática.
- Las características de la organización deben ser definidas por la especie de situación
en que necesita operar, consistente en la relación entre ella y los otros subsistemas,
componentes del sistema mayor del cual parte. Tal como si fuera un sociedad.
1.
Interdependencia de las partes: un cambio en una de las partes del sistema, afectará
a las demás. Las interacciones internas y externas del sistema reflejan diferentes
escalones de control y de autonomía.
2.
Homeostasis o estado firme: la organización puede alcanzar el estado firme, solo
cuando se presenta dos requisitos, la unidireccionalidad y el progreso. La
unidireccionalidad significa que a pesar de que hayan cambios en la empresa, los
mismos resultados o condiciones establecidos son alcanzados. El progreso referido al
fin deseado, es un grado de progreso que está dentro de los límites definidos como
tolerables. El progreso puede ser mejorado cuando se alcanza la condición propuesta
con menor esfuerzo, mayor precisión para un esfuerzo relativamente menor y bajo
condiciones de gran variabilidad. La unidireccionalidad y el progreso solo pueden ser
alcanzados con liderazgo y compromiso.
3.
Fronteras o límites: es la línea que demarca lo que está dentro y fuera del sistema.
Podría no ser física. Una frontera consiste en una línea cerrada alrededor de variables
seleccionadas entre aquellas que tengan mayor intercambio (de energía, información)
con el sistema. Las fronteras varían en cuanto al grado de permeabilidad, dicha
permeabilidad definirá el grado de apertura del sistema en relación al ambiente.
4.
Morfogénesis: el sistema organizacional, diferente de los otros sistemas mecánicos y
aun de los sistemas biológicos, tiene la capacidad de modificar sus maneras
estructurales básicas, es identificada por Buckley como su principal característica
identificadora
Para Katz y Kahn, la organización como sistema abierto presenta las siguientes
características:
1.
Importación (entrada): la organización recibe insumos del ambiente y necesita
provisiones energéticas de otras instituciones, personas o del medio. Ninguna
estructura social es autosuficiente.
2.
Transformación (procesamiento): los sistemas abiertos transforman la energía
disponible. La organización procesa y transforma insumos en productos acabados,
mano de obra, servicios, etc.
3.
Exportación (salidas): los sistemas abiertos exportan ciertos productos hacia el medio
ambiente.
4.
Los sistemas como ciclos que se repiten: el funcionamiento de cualquier sistema
consiste en ciclos repetitivos de importación-transformación-exportación. La
importación y exportación son transacciones que envuelven al sistema en ciertos
sectores de su ambiente inmediato, la transformación o procesamiento es un proceso
contenido dentro del propio sistema.
5.
Entropía negativa: los sistemas abiertos necesitan moverse para detener el proceso
entrópico y reabastecerse de energía manteniendo indefinidamente su estructura
organizacional. A dicho proceso se le llama entropía negativa o negentropía.
6.
Información como insumo, retroalimentación negativa y proceso de codificación: los
sistemas vivos reciben como insumos, materiales conteniendo energía que se
transforman por el trabajo hecho. También reciben información, proporcionando
señales sobre el ambiente. La entrada de información más simple es la
retroalimentación negativa (negative feedback), que permite al sistema corregir sus
desvíos de la línea correcta. Las partes del sistema envían información de cómo
operan a un mecanismo central y mantiene así la dirección correcta. Si dicha
retroalimentación negativa es interrumpida, el estado firme del sistema desaparece. El
proceso de codificación permite al sistema reaccionar selectivamente respecto a las
señales de información para las cuales esté programado. Es un sistema de selección
de entradas a través del cual, los materiales son rechazados o aceptados e
introducidos a su estructura.
7.
Estado firme y homeostasis dinámica: los sistemas abiertos se caracterizan por un
estado firme, ya que existe un influjo continuo de energía del exterior y una
exportación continua de los productos del sistema. La tendencia más simple del
estado firme es la homeostasis, pero su principio básico es la preservación del
carácter del sistema, o sea, un equilibrio casi-estacionario. Los sistemas reaccionan al
cambio o lo anticipan por intermedio del crecimiento que asimila las nuevas entradas
de energía en la naturaleza de sus estructuras. La homeostasis es un mecanismo
regulador.
8.
Diferenciación: la organización, como todo sistema abierto, tiende a la diferenciación,
o sea, a la multiplicación y elaboración de funciones, lo que le trae también
multiplicación de papeles y diferenciación interna.
9.
Equifinalidad: los sistemas abiertos se caracterizan por el principio de equifinalidad, o
sea, un sistema puede alcanzar, por una variedad de caminos, el mismo estado final,
partiendo de diferentes condiciones iniciales.
10. Límites o fronteras: como sistema abierto, la organización presenta límites o fronteras,
esto es, barreras entre el ambiente y el sistema. Definen el campo de acción del
sistema, así como su grado de apertura
Confrontación entre teorías de sistema abierto y de sistema cerrado
Hay varias implicaciones críticas entre distinguir un sistema abierto y uno cerrado, desde el
punto de vista administrativo, están las siguientes del sistema abierto:
- La naturaleza dinámica del ambiente está en conflicto con la tendencia estática de la
organización. Está constituida para autoperpetuarse en lugar de cambiar de acuerdo a las
transformaciones del ambiente.
- Un sistema organizacional rígido no podrá sobrevivir si no responde adaptándose al
entorno.
- Un sistema abierto necesita garantizar la absorción de sus productos por el ambiente. Para
garantizar su viabilidad, debe ofrecer al ambiente productos por el necesitados o crearle
necesidad de tales productos.
- El sistema necesita, de constante y depurada información del ambiente. Para el sistema es
indispensable una retroalimentación constante, depurada y rápida.
Contrario a ese enfoque abierto, la perspectiva de sistema cerrado indica las siguientes
distorsiones:
- Conduce el estudio y la práctica administrativa a una concentración en reglas de
funcionamiento interno, la eficiencia como criterio primario de la viabilidad organizacional y
por ende, énfasis en procedimientos y no en programas.
- La perspectiva de organización como sistema cerrado, se da por insensibilidad de la
administración tradicional a las diferencias entre ambientes organizacionales y por la
desatención a la dependencia entre la organización y su ambiente. Soluciones, instrumentos
y técnicas son intertransferibles, ya que el ambiente no hace la diferencia.
- La perspectiva de la organización como sistema cerrado, lleva a la insensibilidad hacia la
necesidad de cambios y adaptación continua y urgente de las respuestas de la organización
al ambiente. En un ambiente de rápido cambio, las organizaciones desaparecerán si no se
adaptan al cambio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada